El Papa Francisco y el presidente Luis Abinader abordan temas de interés Mutuo en el Vaticano

Ciudad del Vaticano.- Este lunes, el Papa Francisco recibió en su oficina del Vaticano al presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, en una audiencia privada que se prolongó por más de 30 minutos. Durante este encuentro, se trataron diversos temas de interés mutuo, como la situación regional y la migración.

El Papa Francisco y el presidente Abinader mantuvieron una conversación distendida y cordial, en la cual el presidente dominicano reiteró la invitación al Sumo Pontífice para visitar la República Dominicana. El Papa manifestó su interés en aceptar la invitación, respondiendo con humor que todo estaba bien siempre y cuando lo recibieran en las calles y no lo dejaran en la calle, lo que provocó risas entre los presentes.

El presidente Abinader estuvo acompañado por su esposa, Raquel Arbaje, y sus hijas, Ester, Graciela y Adriana, quienes también fueron presentadas al Papa. El Papa Francisco felicitó al presidente por su reelección y expresó que ora por el pueblo dominicano. Asimismo, Abinader comentó sobre la situación de Haití, mostrando la preocupación por los asuntos internacionales que afectan a la región.

Después del encuentro con el Papa, el presidente Abinader fue recibido por el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolín. Durante esta reunión, de alrededor de 40 minutos, se discutieron temas como la situación de las libertades religiosas en la República Dominicana y otros asuntos de relevancia para la región latinoamericana.

El intercambio de regalos entre los dos jefes de Estado fue otro de los momentos destacados de la visita. El presidente Abinader obsequió al Papa un rosario tallado en plata dominicana con cuentas de piedra de larimar, diseñadas por la joyera dominicana Mónica Valera. Abinader explicó que esta piedra azul es exclusiva de la región suroeste de la República Dominicana.

Un comunicado de la Santa Sede destacó la satisfacción por las buenas relaciones bilaterales y el deseo de fortalecerlas aún más. Además, se resaltó el papel de la Iglesia Católica en la República Dominicana, especialmente en los ámbitos de educación y caridad.

El presidente Abinader calificó la audiencia con el Papa como muy cordial y destacó el alto conocimiento del Sumo Pontífice sobre los asuntos dominicanos e internacionales. Esta visita reafirma los lazos de amistad y cooperación entre la Santa Sede y la República Dominicana, y abre la posibilidad de una futura visita del Papa Francisco al país caribeño.